Menú
¿Nos seguimos?

Goodreads trasunacoma
instagram trasunacoma

No te pierdas:
¿Nos seguimos?

Goodreads trasunacoma
instagram trasunacoma

No te pierdas:

Reseña: Punk 57 de Penelope Douglas

punk 57Título: Punk 57

Autora: Penelope Douglas

Género: Juvenil

Editorial: CreateSpace Independent Publishing Platform

Sinopsis:

«Éramos perfectos juntos. Hasta que nos conocimos».

Misha

No puedo evitar sonreír ante las palabras de su carta. Ella me extraña.

En quinto grado, mi maestra nos puso en contacto con amigos por correspondencia de una escuela diferente. Pensando que era una niña, con un nombre como Misha, la otra maestra me emparejó con su estudiante, Ryen. Mi maestro, creyendo que Ryen era un chico como yo, estuvo de acuerdo.
No nos tomó mucho tiempo darnos cuenta del error. Y en poco tiempo, estábamos discutiendo por todo. La mejor pizza para llevar. Android contra iPhone. Si Eminem es el mejor rapero de todos los tiempos …
Y ese fue el comienzo. Durante los siguientes siete años, fuimos nosotros.
Sus cartas siempre están en papel negro con escritura plateada. A veces hay uno a la semana o tres al día, pero los necesito. Ella es la única que me mantiene en el camino, me convence y acepta todo lo que soy.
Solo teníamos tres reglas. Sin redes sociales, sin números de teléfono, sin fotos. Tuvimos algo bueno. ¿Por qué arruinarlo?
Hasta que me cruzo con una foto de una chica en línea. Se llama Ryen, ama la pizza de Gallo y adora su iPhone. Cuales son las posibilidades?
A la mierda. Necesito conocerla.
Simplemente no espero odiar lo que encuentro.

Ryen

No ha escrito en tres meses. Algo esta mal. ¿Murió? ¿Ser arrestado? Conociendo a Misha, tampoco sería exagerado.
Sin él cerca, me estoy volviendo loco. Necesito saber que alguien está escuchando. Es culpa mía. Debería haber conseguido su número o foto o algo así.
Podría haberse ido para siempre.
O justo debajo de mi nariz, y ni siquiera lo sabría.


Opinión personal de Punk 57:

Después de un largo tiempo sin leer un romance cliché Punk 57 ha sido una lectura increíble. La historia, narrativa y todo ha sido una completa adicción que me ha tenido pegada a las páginas.

En Punk 57 nos encontramos a dos adolescentes. Cuando iban al colegio sus profesores hicieron una actividad que consistía en enviarse cartas con otros niños de otras escuelas, y debido a los nombres tan raros de nuestros protagonistas acabaron juntos. El profesor de la otra escuela pensaba que Ryen era nombre de chico. Y de la misma manera, el profesor de la escuela de Ryen pensaba que Misha era nombre de chica. 

Con esto empezaron enviándose cartas en el colegio. Pero después de acabar el curso no pararon y siguieron así durante siete años. Ambos se habían hecho muy amigos y en esas cartas podían expresarse libremente y sin tapujos. Pero había una regla: nada de redes sociales, móviles o verse en persona.

Sin embargo, todo cambia cuando Misha ve a Ryen en una fiesta, y se da cuenta de que la chica que le escribe a través de cartas no se parece nada a la chica que tiene delante.

Al mismo tiempo, Ryen no recibe más cartas de Misha. Se encuentra decaída y echa de menos a su amigo. Además, tiene la presión del instituto encima y para colmo, un nuevo alumno que ha venido no para de desafiarla en todo momento.

Bueno, bueno… Punk 57 me ha sorprendido y para bien. Nunca antes había leído algo de Penelope Douglas, y este libro ha sido un buen comienzo.

Punk 57 ha sido una montaña rusa de emociones con un romance muuuy intenso. Déjame decirte que el libro se lee en un abrir y cerrar de ojos. Tanto la narrativa, el dinamismo y la historia en sí me han gustado mucho.

A ver, no es la mejor historia del mundo, pero lo he disfrutado enormemente. La premisa de las cartas hace que el romance se diferencie un poco del resto de libros cliché, y la autora ha creado una historia a través de eso que me ha encantado. Penelope Douglas lo ha bordado, sin duda.

Tenemos dos personajes principales: Ryen y Misha.

Ryen no me ha gustado del todo. Es una chica que debido a su infancia se ha convertido en la chica más falsa que hay. Quiere encajar en el instituto y para eso se ha convertido en la popular para ser aceptada por todos. Sin embargo, está mal por dentro. No quiere ser así, pero no puede evitarlo. 

«Mis ojos arden con lágrimas y estoy tan cansada. Estoy tan cansada de reprimir todo lo que siento y quiero decir. Estoy tan cansada de ser alguien que no soy y de cometer errores que no me divertí cometiendo.»

Ha habido partes en las que el comportamiento de Ryen me sacaba de quicio, pero en realidad muy en el fondo la entendía. 

Por otra parte, Misha es el típico personaje del que te enamoras instantáneamente. Te lo describo por encima: alto, moreno, ojos verdes y una actitud de bad boy que hace que te derritas.

«Ella puede ser una pesadilla, pero esto aún se siente mejor que cualquier sueño.»

Vemos que entre estos dos se crea una relación enemies to lovers bastante fuerte pero con una pasión que siempre está presente. Misha parece querer hacerle la vida un poco imposible a Ryen, y esta, con los sentimientos a flor de piel, no sabe qué hacer. 

«No tengo vida allí si no estás en ella. Eres parte de todo lo bueno que he hecho, Ryen. Por favor.»

Un plus que le veo es que está contado desde las dos perspectivas de los personajes. De este modo, la autora va jugando con los datos que se revelan y los pensamientos de cada uno en todo momento.

Aunque se trate de un libro juvenil, también contiene muchas escenas +18 y trata de temas fuertes, como el bullying, la presión social y el querer encajar en el instituto. Punk 57 trata sobre la aceptación tanto social como propia. El libro no es un camino de rosas, y es aquí cuando te das cuenta de lo crueles que pueden llegar a ser los seres humanos.

Punk 57 ha sido, en definitiva, un libro muy bueno que he disfrutado y me ha hecho pasar un buen rato. La narrativa no es complicada y fluye como la seda. Los personajes, aunque Ryen no me ha terminado de convencer, están bien construidos y la historia en sí es muy original. Al final tiene un pequeño plot twist que me dejó sorprendida y el final, definitivamente, me sacó una sonrisa.

Penelope Douglas me ha enganchado con este libro, y sin duda lo recomiendo para mayores de 17/18 años. 

¿Lo has leído?

puntuación 4.5
No hay comentarios

¡Escribe un comentario!

Share This